miércoles, 7 de septiembre de 2016

Desnuda frente al mar

De pie desnuda frente al mar, de loca me condenan. Pero ¿cuándo se ha visto amor, que mi alma coopere con la cordura?

En la penitencia, el pecado de desearte sin conocerte, de esperar a que llegues del mar, cuando soy yo la que pensando en ti, en ola se convierte.

Me meso en el vaivén de mis caderas haciéndose agua y me deleito al sentirme aunque no estés.

Inundándome de caricias inventadas, porque aún no me se las tuyas, te espero hasta que llegues. 



2 comentarios: