lunes, 21 de septiembre de 2015

Estrellas fugaces y eternas

Contrario a lo bonito, lo tierno, incluso lo idealista del amor; nosotros éramos pecado, gula, lujuria y perversión.

Enamorados, pero no como lo entiende el mundo ni como lo viven los millones de seres que pasean por las calles tomados de la mano, mirándose a los ojos y besándose los labios, mientras en silencio y sin palabras se juran amor eterno.

Nosotros, fuimos estrellas fugaces que se quemaron en el firmamento del infinito, y conocieron la eternidad del momento más amoroso y sublime del universo.


5 comentarios:

  1. No crees que si le quitas la coma a mundo y escribes la preposición ni le da continuidad a tu idea de contrastar el amor en esta pareja a diferencia de los demás? Creo le da fluidez y gana n contundencia tu texto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario. Me parece genial. Cambio realizado!

      Eliminar