martes, 6 de mayo de 2014

Tu mundo, son mis ganas.


Parte del cielo que te ilumina y te calienta, son mis ganas de amanecerte.

De hacerte mío. De llenarte a mares.

De conocer tus olas y respirar tú aliento.

Parte de la brisa que rocía tu cara por las mañanas, son mis deseos de besarte tierno.

Eterno. Apasionado.

De conquistarte el alma a besos.

Llenarte el corazón de caricias y el cuerpo de sabores nuevos.

De probar tus sinsabores y azucararlos lento.

Tomarte de la mano y caminarnos por dentro.

Hacernos un camino y deshacerlo luego.



1 comentario:

  1. Simplemente me encanta...y si pudiera escuchar esos parrafos en el oído completamente me sentiría halagado y con muchas ganas de escribir lo que el corazón dicte....

    ResponderEliminar