martes, 19 de noviembre de 2013

Fantasía


Y si la humedad de mi tinta se secara, sin poder terminar de escribir nuestra historia en tu espalda, ¿qué me quedaría?

Mi lengua, mis dedos o nada.

Si de tanto desearte y aguardarte sin tocarte, se me secan las ganas tatuadas en mi pecho, ¿qué quedará de ti?

Si eres sólo fantasía.

Te he hecho mar a partir de unas pocas gotas y mundo, con medio amanecer.

Entonces eres mi cielo rojo, mi luna llena, mi flor de abril. Aunque en invierno te piense.

¿Qué es de éste corazón mío, sin el calor de las ilusiones?

Sólo una pieza que mantiene viva.

Yo no quiero vivir sólo porque mi corazón sigue latiendo, quiero latir, aunque mi corazón se esté muriendo.

¿Acaso morir de amor, no es vivir intenso?

No hay comentarios:

Publicar un comentario