lunes, 21 de octubre de 2013

Espiar

Espiar, como lo hacen los desconocidos.

Buscando encontrar lo que no hemos reconocido.

Intimidades por el ojo de un cerrojo, que abren la imaginación a los antojos.

Tocarme sin saberme observada.

Escucharme gemir sin que puedas tocarme.

La bendita gracia del anonimato.

Autorretrato de todo lo que nos parece prohibido, a veces hasta indebido y que tanto nos atrapa.

Piernas abiertas en puertas cerradas.

Deseos descubiertos ante miradas extrañas.

Espiar. El placer y el secreto de todos. Curiosidad innata de nuestras almas.

Reconocernos en el otro a escondidas. Jugar a hurtadillas a revelarnos en otro.


Espiar, por deseo, por casualidad o por saber. Espiarnos sin querer. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario