lunes, 14 de octubre de 2013

Bajo el mismo cielo

Si esperamos la lluvia para besarnos, perdemos el tiempo.

Hagamos lluvia con nuestros cuerpos y mojemos el cielo.

Orgasmos regalemos al universo, que el mundo está hambriento de un poco de gloria.

Rindamos al cielo, bajo el que nos tocó nacer, uniendo nuestros cuerpos para renacer.

Que sean baile los latidos, aderezados de fluidos, cantados de tanto besar.

Almas cargadas de gemidos que endulcen los oídos de quien nos quiera escuchar.

Bajo el mismo cielo, nos tocó caminar.

Tócame y déjate tocar. 



2 comentarios: