lunes, 20 de mayo de 2013

Tu instrumento.

Me tocas y mi cuerpo se vuelve música.
Tus manos expertas saben cada nota de mi piel.
Artista haciendo suyo mi cuerpo, como instrumento con el que crea las mejores sinfonías o dejándome completamente en silencio. Extasiada.
Monta en mí todas tus notas. Fantasía con la música de mis gemidos por ti.
Transfórmame mi pequeño gran artista, en tu eterna obra perfecta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario