viernes, 22 de marzo de 2013

El amanecer de los amantes.

La luna corona el amanecer de los amantes, invitando al pecado glorioso del paraíso en medio del infierno.
-Déjate llevar hasta los brazos de tu amante, susurra la luna. Cierro los ojos y me rindo a su brindis.
La última campanada marcando las nueve. Te oigo llegar y me abandono al más oscuro deseo que mi piel murmura por sus poros, sintiéndome encantada.
Tu cuerpo junto al mío. Dejo que los deseos se apoderen de mis manos y acaricien cada uno de tus sentidos bailando olas de fantasía.
Llegas con ganas de amarrarme las maneras de acariciar, excitando aún más mis ganas.
Déjate. Déjame. Sin reglas, sin preguntas, ni porqués. Tómame como amante, como desconocida, como tu meretriz preferida, como tu muñeca de placer.
Arráncame la ropa, la vergüenza y las buenas costumbres. Descúbreme toda. Dejemos fuera los prejuicios y el cuidado. Ámame sin rodeos, sin enamoramientos sosos, sin galanuras, ni cortejos. Que sea nuestro apetito el que dicte los usos que a nuestros cuerpos le daremos.
Mira mis ojos que gritan y suplican. Rózame con tus dedos mi piel eriza, pellízcame el pecho que jadea por tu piel. Sedúceme con besos el ombligo y con tu lengua el lugar en donde se duerme mi olvido.
Clávame en el mástil de tu vela, derríteme tus deseos de cera y empújame a los mares de tu miel, mientras me muerdes los silencios, los gemidos y todo lo prohibido.
Hazme tuya, hazte mío! Que la luna espera entre suspiros a que acabemos para amanecer.


7 comentarios:

  1. que intenso... ne quede viendo visiones,,,

    ResponderEliminar
  2. Quiero imaginar que son ricas visiones.... espero las disfrute todo el fin de semana!

    ResponderEliminar
  3. Este me gusto mucho, porque das la pausa y momento adecuado a lo que estas escribiendo, bien dicen que la practica hace al maestro att Omwhite34

    ResponderEliminar
  4. Simplemente, me encanto! :*

    ResponderEliminar
  5. Jorge Sánchez (Bechys)10:42 p. m., marzo 22, 2013

    Si esos amaneceres existieran en mi vida, estaría escribiendo algo tan hermoso y lindo como lo haces tu amiga..."Que sea nuestro apetito el que dicte los usos que a nuestros cuerpos le daremos" que la el Amanecer siempre nos estará esperando..."Hazme tuya, hazte mío! Que nuestro amor espera y grita entre suspiros a que acabemos para amanecer"... un amanecer que no tiene fin entre tanto placer y gozo...besos GRACIAS por iluminar mi vida.. eres imponente

    ResponderEliminar